EL  GURÚ AMAR DAS

(1479-1574; Gurúado1  1552-1574)

 

 

            El Gurú Amar Das nació el 5 de abril de 1479 en la aldea de Basarka, el Distrito de Amritsar. Fue el hijo mayor de sus padres: el bhai2   Tej Bhan y Mata Lakhmi. A la edad de 24, se casó con Mansa Devi,  quien dio a luz a dos hijos, Mohan y Mohri, y a dos hijas, bibi3 Dani y bibi Bhani. La  temprana historia del Gurú Amar Das se ha dado en el capítulo anterior.

LA ANIMOSIDAD DE DATU 

            Los hijos del Gurú Angad estaban disgustados porque reclamaban que después de su padre, ellos eran los herederos legítimos al Gurúado. Por consiguiente, el hijo Datu del Gurú Angad, se proclamó él mismo como el Gurú de Khadur, mas los sijs no lo aceptaron como tal. Segundamente, bajo el estricto veredicto  del Gurú Amar Das, se era obli-gatorio que todas las personas  (prominente o común,  rico o pobre, rey o plebeyo, brahmanes o sudras4  e hindúes o musulmanes) deberían sentarse, como iguales, en la misma fila para cenar en la  Langar5  del Gurú—la Cocina Gratuita. Esto había perturbado muchísimo a los brahmanes  y  estaban ellos en busca de una oportunidad para rectificar la situación. Los brahmanes y otros líderes de las castas más altas vieron una oportunidad en la rebelión por parte de Datu para él capturar el Gurúado. Con el apoyo de ellos, Datu procedió a Goindwal donde el Gurú estaba residiendo.

            Sentado en su trono religioso, el Gurú Amar Das  estaba dando instrucción religiosa  a la congregación. Datu llegó acompañado de un gran número de sus compañeros y le dio un puntapié  al Gurú, quien  cayó de la plataforma. Datu tomó posesión de la plataforma y se proclamó como el Gurú. El Gurú Amar Das se levantó y dijo en extrema humildad, “Señor, perdonadme. Mis duros huesos os pudieron haber herido a vuestros tiernos pies.” Después de eso, el Gurú salió de Goindwal y se fue a su aldea natal de Basarka. Él se confinó a una casa apartada de la comunidad  y no le dejó  saber a nadie sobre su nueva residencia.

            Datu ocupó el trono del Gurú en Goindwal y estaba muy orgulloso de su  puesto. Los sijs, sin embargo, no lo aceptaban como el Gurú y todos los peregrinos a Goindwal se marcharon al oír hablar del insulto a su Gurú Amar Das. Al ver el desprecio de los sijs hacia él, un día Datu cargó en un camello su riqueza recién adquirida y se regresó a Khadur. En el camino se encontró a unos ladrones que se robaron el camello junto con la carga. Uno de los ladrones golpeó a Datu en el mismo pie con el cual éste había dado un puntapié al Gurú. El pie de Datu se inflamó  y le causaba un gran dolor.

            Los sijs estaban muy  apenados de haber perdido a su Gurú Amar Das. Buscaron por dondequiera, pero no lo podían encontrar en ningún lugar. Bajo el liderazgo del bhai Buddha, oraron y luego dejaron suelta  la yegua6  del Gurú.  Ansiosamente,  la siguieron una distancia corta. La yegua  siguió  su camino hasta  la casa del Gurú en Basarka  y se paró frente a la  puerta. Estaba escrito en la puerta, “Quienquiera que abra esta puerta no es ningún sij mío, ni yo soy su Gurú.” Los apenados sijs no abrieron la puerta, pero sí  hicieron una abertura  en la pared y se pusieron a suplicarle al Gurú. El Gurú no pudo hacer a un lado el amor y la devoción de sus sijs y se regresó a Goindwal. El regreso  del Gurú fue celebrado con muchos fuegos artificiales, una gran celebración y un banquete.

ALGUNOS SIJS NOTABLES

            El bhai Paro pertenecía a la  aldea Dalla en Doaba, una región entre los ríos Beas y Satluj. Recibió  instrucción religiosa y liberación bajo la guía del Gurú. Alayar, un rico comerciante musulmán de caballos y o-riundo de la ciudad de Delhi,  traía desde Arabia quinientos caballos  y llegó al  Beas. No podía continuar su  viaje porque el río estaba sobrecargado  de agua y los barqueros se negaron a tomar el riesgo de cruzar el río  crecido. La siguiente mañana, Alayar vio al bhai Paro meter  su caballo al río lleno de espuma y llegar  ambos sanos y salvos a la orilla opuesta. Al retornar Paro, Alayar se encontró con él y lo felicitó por el  valiente hecho de haber cruzado el río. El bhai  le dijo que era a razón de las bendiciones del Gurú que él podía cruzar el crecido  río. Además le contó a Alayar sobre la gloria del Gurú. A Alayar le dieron ansias de conocer al Gurú. A la siguiente mañana los dos juntos fueron a verlo.

            Alayar —Ala quiere decir “Dios” y yar significa “amigo”— quedó encantado de ver al Gurú. Al escuchar el  nombre del visitante, el Gurú le dijo, “Es muy difícil ser  yar de Ala, pero yo haré de Dios vuestro Maestro y de vosotros su fiel discípulo.” Alayar recibió la  bendición del Gurú y se convirtió en su discípulo. A Alayar se le dio el cargo de la primera  de las 22 manjis7  que fundó después  el Gurú Amar Das para extender la fragancia del Nombre. Hay numerosas historias de tales sijs que fueron bendecidos por el Gurú. 

EL BAWLI EN GOINDWAL

            El Gurú Amar Das compró una tierra en Goindwal y diseñó en 1559 la fundación para un bawli, o pozo con varios peldaños descendentes.  Todos los sijs se unieron en el trabajo de excavar el bawli. Hubo gran actividad a lo largo de la construcción del bawli.

            Hari Das, miembro del clan khatri8  y  la tribu  sodhi,9  vivía con su esposa Daya Kaur en Chuna Mandi, un suburbio de Lahore. Ambos  la esposa y el marido eran muy religiosos. Después de doce años de matrimonio, les nació un hijo el 24 de septiembre de 1534. Ellos lo nombraron  Ram Das,  aunque era generalmente conocido como Jetha. Este último nombre significaba “primogénito”. Ram Das era muy bien parecido, pues tenía la  piel blanca y una  personalidad agradable. De niño y joven, le gustaba tener la compañía de los hombres santos. Un día,  su madre hirvió unas legumbres, las colocó en una canasta y se  las dio a Ram Das  para que las vendiera, logrando así la familia alguna ganancia. Jetha caminó hacia el río Ravi. Muy pronto vio a un grupo de hombres santos, Jetha les dio a ellos  las legumbres  hervidas y se fue a casa. Los hombres santos se pusieron muy felices  y oraron por el niño. 

            Otro día Jetha vio un grupo de sijs que cantaba himnos y caminaba con gran alegría. Les preguntó adónde  iban y uno de ellos dijo, “Nosotros vamos a Goindwal donde tiene su corte el Gurú Amar Das. En este mundo y en el eterno,  toda bendición  se logra por medio de su favor. Ven con nosotros.”  Oyendo esto,  Jetha quedó encantado y  se sumó a la  peregrinación.

            Al ver al Gurú, el corazón de Jetha se llenó de amor y devoción. Al venerar al Gurú, quedó  plenamente atraído por la  agradable personalidad del Gurú. El Gurú comentó, “Si habéis venido a mí después de ya haber abandonado todos los deseos del mundo, lograré la  verdadera sobe-ranía.  Realizad obras y caridad.” Con una gran alegría, Jetha se dedicó al servicio del Gurú. Trabajó en la Langar, lavó platos, le lavó el pelo a su Maestro y trajo leña del bosque.  Durante sus horas  libres, trabajó en la excavación del bawli.

            La  hija mayor del Gurú, bibi Dani, también conocida como Sulakhni, se casó con Rama. Desde la misma niñez, la otra hija, bibi Bhani, era muy religiosa. Cuando tenía la edad de casarse,  la madre le recordó al Gurú que ya era tiempo de buscarle una pareja. El Gurú ordenó el inicio de la búsqueda. Cuando el representante estaba listo para  partir, la madre de bibi Bhani vio afuera a una persona joven que estaba de pie  y le dijo al agente, “Busque un joven como ése.” El Gurú oyó los comenta-rios y exclamó, “Él es su propio gemelo, pues Dios no ha hecho a ningún otro como él.”  Así, el joven escogido resultó ser  Jethaji,10  o Ram Das.

            A la hora del matrimonio, el Gurú le pidió al novio,  como era la costumbre de hacerlo,  que escogiere un regalo para él. Jethaji contestó, “Señor, bendecidme con el regalo de Hari Nam.” Bibi Bhani no únicamente consideraba al Gurú como su padre, sino también como su Gurú. De la misma manera,  ella no sólo sirvió a Jetha por ser su marido, sino también por ser un santo. Prithi Chand fue su primer hijo y tres años  después,  el segundo hijo, Mahadev, hizo su aparición. El 15 de abril de 1563 Jetha y bibi Bhani fueron bendecidos con su tercer hijo, Arjan, durante cuyo  nacimiento hubo una desacostumbrada celebración.   

            Mientras tanto, los sijs seguían con la excavación del bawli. Después de excavar bastante profundo, se encontraron unas piedras tan grandes que impedían la continuación con el proyecto. El Gurú les preguntó a los sijs si había alguien quién sería lo suficientemente valiente para meter una cuña en la base y eliminar la obstrucción. Advirtió él, sin embargo, que la operación tenía sus grandes peligros, pues  si la persona no podía apartarse y salirse al instante del desemboque del agua, resultaría ahogada. Todo los sijs quedaron callados y nadie dio un paso hacia adelante para tomar semejante riesgo. Por fin, Manak Chand de Vairowal, que estaba casado con una sobrina del Gurú, ofreció sus servicios.  Éste era el mismo Manak Chand cuyos padres fueron bendecidos con el  hijo Manak Chand por parte del Gurú Nânak.

            Invocando el nombre de Dios y  la gracia del Gurú, Manak Chand pudo meter la cuña entre la piedra y el manantial de agua   inmediatamente inundó el bawli. Manak fue sobrecogido  por el rápido brote de agua. Casi se ahogaba,  pero por la gracia del Gurú, salió a la superficie de donde fue rescatado  y se le revivió.  Desde ese momento, se le llamó  Marjiwra, o resucitado después de muerto.

            Cuando fue terminado,  el bawli  rindió  mucha agua dulce para beber. Los sijs celebraron el  exitoso fin de su obra laboral.  El bawli tenía de profundidad  ochenta y cuatro peldaños. Se cree que quien con atención y reverencia  recita la sección “Japji” en cada peldaño se salva del ciclo de la trasmigración.

LANGAR DEL GURÚ (LA COCINA GRATUITA)

            Fundada por  el Gurú Nânak y  desarrollada por  el Gurú Angad, la institución de la Langar del Gurú  fue refortalecida por el Gurú Amar Das. De hecho,  el Gurú Amar decretó el mandato que nadie podría tener una audiencia con él a menos que primero hubiese comido en la Langar. Era la intención del Gurú eliminar las restricciones de casta y los prejuicios contra los  intocables. Por consiguiente,  se declaró inequívocamente que todas las personas de todas las castas  —el prominente o el común, el rico o el pobre, el brahmán o el sudra, el hindú o el musulmán— deben sentarse en la misma mesa y  comer de la misma comida en la Langar.  Cuando el rajá de Haripur, y  hasta el Emperador Mongol Akba de la India, venían  a ver al Gurú, tenían que sentarse junto con la gente común y cenar lado a lado con ella antes de que pudieran tener una audiencia con el Gurú. De esta manera, las personas rebasaban la hipocresía del sistema de castas y podían tratarse el uno al otro como hermanos y seres  iguales.

            Mai Das era un renombrado pandit,11  o sacerdote hindú, y un fiel devoto del dios Krishna. Siendo también  un riguroso vaishnav12  o vegetariano; comía  únicamente lo que él cocinaba con sus propias manos dentro de un cuadrado purificado.13  Por su parte, Amar Dar rechazaba tales cuadrados purificados:

                        Todos los  perfilados cuadrados purificados

                        son falsos;

                        oh Nânak, únicamente Dios es puro.

                                    —“Maru ki var”, “Slok mohalla 3”,   1090

Cuando Mai Dar vino a ver al Gurú, se le informó que a menos que él hubiese comido en la Langar, no podría ver a Amar Das. Siendo un riguroso vaishnav, no podía hacer eso y así, se fue a  Dwarka donde pensaba  experimentar una contemplación  momentánea del dios Krishna. Durante el undécimo día del mes lunar,  Mai Das ayunaba y comía únicamente frutas las veinticuatro horas. Empero, debido al invierno, no había  frutas disponibles en el bosque. Mai Das vagó hambriento por el bosque en busca de frutas pero no pudo encontrar ninguna. Finalmente, empezó a pedir ayuda a sus dioses.  Poco después oyó decir a una voz, “No habéis vosotros comido en la Langar  y no habéis tenido una visita santa con  el Gurú; por tanto, no obtendréis la perfección. Si deseáis lograrla, entonces visitad  primero al Gurú Amar Das.”

            Después de eso, Mai Das regresó a Goindwal. Compartió de la comida de la Langar  y se le permitió luego ver al Gurú. Amar Das le dio la bienvenida, “Entrad, Mai Das. Un santo especial de Dios sois vosotros.”  El Gurú lo inició como su sij, lo bendijo con Nam14  o Nombre Divino y le otorgó el poder espiritual de conceder la salvación a los demás. Mai Das dirigió una de las veintidós manjis, o diócesis, fundadas por el Gurú Amar Das. 

EL EMPERADOR AKBAR VISITA AL GURÚ

            En camino a Lahore, el Emperador Akbar de la India  hizo una visita al Gurú en Goindwal. Sin embargo, se le informó  que no podía ver al Gurú hasta que hubiese cenado con otros en la Langar. Akbar compartió de la comida en la Cocina Gratuita; entre más la comía, más la saboreaba. Después de eso, el Emperador tuvo una entrevista con el Maestro. Se dice que el Gurú se paró para recibir con abrazos al Emperador, pero Akbar espontáneamente se arrodilló para tocar  los pies del Maestro. El monarca sintió una gran emoción de alegría y paz a razón de haber podido tocar al  santo Gurú.

            Habiendo visto el gran número de personas alimentadas en la Langar, Akbar le pidió al Gurú que aceptara sus servicios y sus ofrendas. Pero el Gurú contestó, “He obtenido tierras y posesiones libres de renta por parte de mi Creador. Cualquier cosa que llega a la Langar se usa el mismo día y respecto al  día de mañana, mi confianza está puesta en Dios.”  A continuación, Akbar  contestó, “Veo que deseáis nada. De vuestra tesorería  y vuestra Langar, un innumerable número de  personas recibe generosidades y yo    tengo similares deseos de hacer también lo mismo.  Os concedo estas 84 aldeas a vuestra hija bibi Bhani.” Esta es la propiedad donde el Gurú Ram Das construyó la ciudad de Ramdaspur, la cual ahora se llama Amritsar.

UNA QUEJA CONTRA EL GURÚ  DADA  A  AKBAR

            Después de que los brahmanes y khatris  fallaron en su misión de negarle el Gurúado  al Gurú  por medio de  incitar a Datu a declararse como el Gurú, presentaron una queja particular al Emperador Akbar. En su queja  alegaban, “La religión de cada hombre es estimada por él mismo. En Goindwal, el Gurú Amar Das ha abandonado las costumbres religiosas y sociales de los hindúes y ha abolido la distinción entre las cuatro castas. Él hace que sus seguidores de todas las castas se sienten en una misma mesa y coman juntos en su Langar sin respetar  ni  la casta  ni  la religión. No se le ofrece agua a los antepasados.  No se permiten peregrinaciones  ni el culto a los ídolos de los dioses o diosas.  El Gurú no hace reverencia a yoguis, ni  jatis15  ni a brahmanes.   Por consiguiente, nosotros os rogamos que lo contengáis ahora, pues  será muy  difícil después.”

            Akbar envió a un alto oficial a Goindwal para pedirle al Gurú que se presentara en la corte imperial. La petición de presentarse no era una orden bruta proveniente de un tribunal moderno.    “En esto os pedimos no fallar, pero por favor  concedednos vuestra presencia.” El Gurú envió a Jetha diciéndole, “Sois mi imagen y el Gurú Nânak estará con vosotros.  Nadie prevalecerá contra vuestra persona. No temed a ningún hombre y dad la respuesta apropiada.”

            Jetha dio respuestas apropiadas a todas las preguntas y satisfizo al Emperador, quien  declaró entonces su decisión, “Yo no veo ninguna hostilidad contra el hinduismo de parte de este hombre.  No encuentro tampoco ninguna falta en sus composiciones.” Los brahmanes dejaron la corte,  llevándose una absoluta derrota. Macauliffe cita la obra  Suraj Parkash, “Al presenciar esto, el Emperador tomó a Jetha a un lado y le dijo que le pidiera al Gurú Amar Das, quien antes de su conversión al sijismo hacía peregrinaciones anuales al Ganges, que hiciera una peregrinación más para  mitigar la ira de los hindúes. El Emperador agregó que emitiría una orden bajo la cual ningún impuesto sería asignado al dominio del Gurú. ...  En cumplimiento con la sugerencia del Emperador y  para tener también la oportunidad de predicar su religión, el Gurú partió hacia Hardwar.” La salida del Gurú hacia Hardwar en una peregrinación más para evitar la ira de los hindúes, esto parece totalmente infundado, pues resulta ser contra los principios del Gurú,  quien dice:

                        Tirath nawan jao, tirath nam hai,

                        Tirath sabad bichar untar gian hai.

                                    —”Dhanasri mohalla 1”, 687

                        ¿Qué es la peregrinación? 

                        Nam es la peregrinación.

                        La peregrinación es

                        la contemplación de la Palabra

                        y la realización  del conocimiento espiritual.

                                     —Traducción de lo anterior

                        Si la mente es pecadora, todo es pecado;

                        con lavar el cuerpo, la mente no se dará pura.

                                    —”Wadhans mohalla 3”, 558

No tiene ninguna razón afirmar que el Gurú Amar Das viajó a Hardwar en una peregrinación más  para agradar a los hindúes. El Gurú Amar Das fue a Hardwar y a Kurukshetra no a hacer una peregrinación, sino a predicar  su doctrina y su evangelio de Nam a los miles de almas sufridas.

LA ABOLICIÓN DE LA PRÁCTICA DE LA SATI

            El estado de las mujeres en la sociedad hindú de esa época  era muy bajo. Cuando el marido se moría, la esposa o  se incendiaba voluntariamente en la pira de su marido o se le echaba al fuego sin su propio consentimiento. En términos populares, a la mujer que realizaba este acto se le llamaba sati,16  o esposa fiel. El Gurú Amar Das llevó a cabo una campaña vigorosa contra la práctica de la sati. Puso atención especial a la mejora del estado social de la mujer y prohibió como regla tal  práctica. G. B. Scott aclama al Gurú como el primer reformador que condenó la  dominante   práctica hindú de la sati. El Gurú abogaba lo siguiente:

                        Satis no son aquellas 

                        a quienes  se les  incinera

                        junto con sus maridos.

                        Oh Nânak, las verdaderas satis son

                        aquellas quienes pueden expirar

                        de las  punzadas de la separación.

                        Se les  considerada satis

                        a quienes viven contentas,

                        se embellecen por la  buena conducta,

                        adoran siempre  al Señor

                        y acuden a Él.

                                                —“Var suhi ki slok mohalla 3”,  787 

El Gurú elevó el estado de las mujeres a igual nivel de los hombres. Prohibióla práctica de la sati y predicó a favor del matrimonio para la viuda.

EL ESTABLECIMIENTO DEL SISTEMA DE MANJI 

            El número de seguidores del Gurú aumentó considerablemente. Se dieron pasos para organizar a los  esparcidos  fieles  bajo un todo unificado que se le llamó el Sistema de Manji.  La completa extensión espiritual tomó la forma de 22 manjis, o diócesis. Fue nombrado así porque el encargado de una manji se sentaba en cojincito  (llamado manji en la lengua punjabi) para predicar el mensaje del Gurú. El encargado de cada y todo manji era un devoto sij que había obtenido la bendición del  Gurú antes de que fuera nombrado a ese puesto. Su mandato particular era predicar la misión del Gurú, mantener a la institución de la Sangat17—asamblea o congregación— en contacto con el Gurú y  ser  también responsable de las ofrendas de los sijs.  (Estas últimas los sijs  ofrecían en expresión de su   reverencia al Gurú.)  Las siguientes eran las veintidós manjis:

            1. Alayar:  también llamado Alá Shah,  Alayar era un comerciante  pathan,18  cuya historia ya se ha dado anteriormente.  Se convirtió en  un sij del Gurú y  se le confió la  primera manji para extender la fe  sij.

            2. Sachan Sach: había sido un brahmán de la aldea de Mandar en el distrito de Lahore. Siempre usaba  la frase Sachan Sach y por eso se  le llamó Sachan Sach. Una de las ranis o reinas del rajá de Haripur se volvió loca, mas a base de  la gracia del Gurú, ella recuperó la razón. El Gurú la casó con Sachan Sach. La  pareja predicó la fe sij.

            3. Sadharan: era un habitante de Goindwal y se le  concedió una manji por su devoción al Gurú.

            4. Sawan Mal: era un sobrino del Gurú Amar Das. El Gurú lo envió a Haripur, en el distrito de Kangra, a procurar  madera para la cons-trucción de casas en Goindwal. Sawan Mal propagó el evangelio de los  sijs en ese área.

            5. Sukhan: era un habitante de la aldea de Dhamian en el  Distrito de Rawalpindi. Él predicó el sijismo en ese área.

            6. Handal: era de la aldea de Jandiala en el distrito de Amritsar. Rindió gran servicio en la Langar del Gurú—la Cocina Gratuita.

            7. Kedari: el bhai  Kedari era un habitante de Batala en el distrito de Gurdaspur. Fue un muy famoso devoto del Gurú.

            8. Kheda: él era de la aldea de Khemkaran en el distrito de Lahore. Fue un devoto de la diosa de Durga antes de que se convirtiera en un sij del Gurú.  

            9. Gangushah: era un habitante de Garh Shankar. El Gurú lo envió a que predicara el sijismo en el estado de Sarmaur.

            10. Darbari: el bhai Darbari era de la aldea de Majitha en el distrito de Amritsar.

            11. Paro: el bhai Paro era un sij del Gurú Angad. Fue un habitante de Dalla. Su devoción le ganó la undécima manji.

            12. Phera: el bhai Phera era un habitante de Mirpur en el área de Jammu. Fue  un discípulo de los yoguis antes de que se convirtiera en el sij del Gurú  Amar Das. Predicó el sijismo en ese área montañosa.

            13. Bua: el bhai Bua se convirtió en un sij del Gurú y resultó bendecido con Nam, cuya fragancia él diseminó por todos lados de su área.

            14. Beni: era un sabio pandit de Chunian en el distrito de Lahore. Sentía orgullo de su conocimiento de las Shastras19 hindúes y derrotó a muchos en  debate sobre ese conocimiento. Cuando llegó a Goindwal, cayó a los pies del Gurú y se convirtió en su sij. El Gurú le confió la de-cimocuarta manji.

            15. Mahesa: era un habitante de Sultanpur y él llevó a cabo una labor misionera en  ese área.

            16. Mai Das: la historia de Mai Das se ha dado en las páginas anteriores. Predicó el sijismo en el área de Majha.

            17. Manak Chand: su referencia se ha revelado en las páginas anteriores. Después de que se ahogó en el bawli  y  fue en seguida resucitado por el Gurú, los sijs lo llamaron Marjiwra—el resucitado después de la muerte.  A los miembros de su descendencia les llaman Marjiwre  en la aldea  de Vairowal en el distrito de Amritsar.  Manak Chand fue nombrado un guía espiritual para Mai Das por el Gurú.

            18.  Murari: era un habitante de la aldea de Khai en el distrito de Lahore. Su nombre original era Prema y tenía lepra.  Oyó hablar del Gurú Amar Das y  vino arrastrándose todo el camino hasta Goindwal. A base de la gracia del Gurú, resultó sanado completamente. Se le rebautizó como Murari. El Gurú lo casó con Matho, la hija del bhai Sihan. Lo enviaron en seguida como uno de los  misioneros del evangelio del Gurú.

            19. Raja Ram: era un brahmán. Se convirtió en un sij del Gurú. Su descendencia vive hoy en día en la aldea de Sandhma en el distrito de  Jullundhur.

            20. Rang Shah: era un habitante de la aldea de Malupote  en el distrito de Jullundhur. Predicó la fe del Gurú en el área de Doaba.    

            21. Rang Das: era de la aldea de Gharooan (cerca de Kharar), pero ahora yace en el distrito de Rupar.

            22. Lalo: era un habitante de Dalla y era un famoso vaid o doctor. Se convirtió en un sij del Gurú y predicó el evangelio del Gurú.

            El Gurú Amar Das estableció también otra organización a la cual  le llamó el Sistema de Piri.20   Las encargadas de los piris eran unas señoras cuya labor era encender la flama de la palabra del Gurú y extender la fragancia de Nam entre las mujeres. Bibi Bhani, bibi Dani y  bibi Pal eran algunas de las más veneradas  encargadas de los diferentes piris. El Gurú Amar Das les dio la  autoridad y el poder a 146 de sus apóstoles para ir a las varias partes del país y revelar la gloria de Nam. De estas 146 personas, 94 eran hombres y 52 mujeres. Todos  brillaban con Nam e iban llenos del Espíritu Divino.

LA COMPOSICIÓN DE ANAND SAHIB

            Un día un yogui de la tendencia sidh21  visitó al Gurú para quejarse  de que había realizado toda forma de penitencia pero no lograba obtener ninguna paz mental. Expresó además el  deseo de abandonar su propio cuerpo para renacer como parte de la familia del Gurú y ser así feliz por medio de adorar a Dios y cantar sus alabanzas. Su deseo le fue concedido. El Gurú tenía dos hijos, Mohan y Mohri. El  hijo mayor de Mohri era Arth Mal y se dice que el yogui  de la tendencia sidh renació como el segundo hijo de Mohri. Cuando el Gurú oyó hablar del renacer del yogui, mandó al bhai Ballu para que a él le trajera el recién nacido bebé. Al ver al niño, el Gurú  profirió la canción de Anand (“Ramkali mohalla 3”, Anand),  es decir,  “La canción de la alegría”, y nombró al niño, Anand. Esta composición, “Anand sahib”,  se recita como práctica en ocasión  de una boda  y una celebración. 

LA SELECCIÓN DEL GURÚADO

            Debe recordarse que la hija mayor del Gurú, bibi Dani, se casó con Rama que era un ferviente sij. Trabajaba en la Langar y cuidaba de las necesidades de los peregrinos. Jetha era su yerno más joven. Un día el Gurú le pidió a Rama y a Jetha, “Cada uno de vosotros construya una plataforma al lado del bawli. Por la mañana me sentaré  en una y por el anochecer en la otra.” Cuando las plataformas quedaron construidas, el Gurú fue a inspeccionarlas. Rama mostró su trabajo y pensaba que había hecho muy bien. El Gurú le dijo Rama, “Vuestra plataforma no está pareja.  Derrumbadla y reconstruidla.” Rama disintió algo, pero la reconstruyó. Aún así,  no le agradó al Gurú.  Después de una larga discusión,  Rama echó la plataforma abajo, pero se negó a construirla una tercera vez.

            El Gurú inspeccionó la plataforma de Jetha y dijo, “Jetha, no me gusta.  Demoledla  y construid otra.” Jetha construyó la segunda la cual tampoco era del gusto del Gurú. La demolió y la reconstruyó de nuevo.  El Gurú continuó encontrando falla en ella hasta que la plataforma fue des-truida y reconstruida siete veces. Jetha  cayó entonces a los pies del Gurú y le rogó, “Yo soy un torpe y me falta entendimiento mientras que vosotros poseéis todo el conocimiento. Amablemente, bendecidme con la sabiduría para que yo pueda erigir la plataforma de vuestro gusto.”

            Al oír esto, el Gurú sonrió,  abrazó a Jetha y comentó, “Obedeciendo mis órdenes, habéis construido la plataforma siete veces; por tanto, siete de vuestras generaciones se sentarán en el trono del Gurú Nânak.”

            Bibi Bhani, la hija más joven del Gurú, tenía el hábito de asistir a su padre. Lo abanicaba, iba por el agua y trabajaba en la Langar.  Un día el Gurú estaba sentado en su chauki o sofá y en profunda meditación, cuando notó bibi Bhani que una pata del sofá estaba rota. Temiendo que la me-ditación de su padre se perturbara, colocó su brazo en el lugar de la pata rota para sostener el sofá. Cuando el Gurú abrió los ojos, se dio cuenta que sangre emanaba del brazo de bibi Bhani. Al hacerle preguntas el Gurú a ella, la bibi  le explicó que una pata rota podría haber causado un disturbio en la meditación del Gurú y que ella se pensó así afortunada de servir al Gurú sustituyendo su brazo por la pata rota del sofá. El Gurú comentó, “Quienquiera que haga buen trabajo, obtendrá el premio de ello.” La invitó a pedir cualquier favor.  Humildemente, ella le pidió que el Gurúado permaneciera en su familia.  Se cree que el Gurú le dijo a bibi Bhani que el Gurúado no era una cama de rosas y le advirtió de los problemas y las torturas que los futuros Gurús vivirían. Bibi Bhani quedó de acuerdo en aceptar todos esos problemas y, de nuevo,  le pidió que le concediera el deseo de que el Gurúado permaneciera en su familia. Hasta ese entonces,  el Gurúado había sido ganado a base de la obediencia y la devoción al Gurú.  Por su parte,  bibi Bhani lo ganó, para su familia, con la devoción y el sa-crificio. El Gurú le concedió el deseo y el Gurúado de ahí en adelante permaneció en la familia de bibi Bhani.      

            El Gurú Nânak nombró a su sucesor en Kartarpur, pero le pidió que fuera a vivir en Khadur. El Gurú Angad le pidió a su sucesor, el Gurú Amar Das, que viviera en Goindwal. El Gurú Amar Das le pidió a Jetha que buscara un lugar que no fuera Goindwal como la residencia de los sijs.  Jetha encontró una tierra no poblada a unas  25 millas de Goindwal y allí se estableció. Construyó una casa para sí mismo y consiguió que le  excavaran un estanque al cual se le llamó Santokhsar. También se cree que el Gurú le pidió a Jetha que excavara otro estanque hacia el este al cual se le llamaría Amritsar—el Estanque del Néctar.

    

LA SUCESIÓN DEL GURÚ RAM DAS 

            Habiendo sometido a prueba a Jethaji en todos los sentidos, el Gurú Amar Das lo encontró perfecto y le pidió una reunión especial. Le pidió en seguida al bhai Ballu que trajera un coco y cinco paises.22   Le pidió a Jethaji que se bañara y vistiera con nueva vestimenta. En seguida el Gurú descendió de su trono e hizo que Jethaji se sentara en él y le dio el nombre el Gurú Ram Das. El bhai Buddha, según la costumbre, colocó la tilak23  de la Soberanía en la frente del Gurú Ram Das. En medio de la gran celebración, todos los sijs hicieron ofrendas según sus medios y saludaron al Gurú Ram Das en ocasión de su nombramiento. Esta ceremonia se realizó el 30 de agosto de 1574 en Goindwal.

LA PARTIDA DEL GURÚ AMAR DAS

            El Gurú Amar Das proclamó, “El llamado de Dios ha llegado. Que no se permita ningún  luto cuando yo me haya ido.  Cantad las alabanzas de Dios, leed la Palabra de Dios (la Gurbani24), oíd la Palabra de Dios y obedeced la Ley de Dios.”  El primero de septiembre, 1574, el Gurú Amar Das se fue a su morada celestial y su espíritu se mezcló con el Espíritu del Maestro.

 

1 Gurúado s.m. Neo.  Período de liderazgo religioso por parte de un Gurú.  Administración,  gobierno, magisterio de un Gurú.  El gurúado es similar al papado del Papa en la Iglesia  Católica.  Junto con la labor fundadora del primer Gurú, Nânak Dev, la religión sij ha tenido diez Gurús, siendo los otros nueve:  Angad Dev, Amar Das, Ram Das, Arjan Dev, Har Gobind, Har Rai, Har Kishen, Tegh Bahadur y Gobind Singh.  Este último declara al Gurú granth sahib, la Biblia de los sijs, como el eterno Gurú para toda la eternidad.  La abreviación neo. significa neologismo.

2 bhai  s.m.  Hermano en el sentido religioso.

3  bibi  s.f.  Tratamiento de cortesía que se antepone al nombre de pila femenino. Es similar a la palabra doña.

4 sudra  s.m.  La casta más baja en el hinduismo

5 langar   s.f.   Cocina o refectorio comunitario.  Es gratuita.  Existe una en cada gurdwara o templo.

6 El Gurú tenía una yegua.

7 manji   s.m.   Diócesis fundada  por el Gurú Amar Das  para extender la fragancia del Nombre. También se refiere a un centro establecido por el Gurú Nânak para diseminar y propagar la fe sij.

 8 khatri:  s.m. y  f.  Miembro de una casta hindú.

 9 sodhi   s.f.   Un clan  de la India.

10 ji  [yi]  suf.   Denota respecto y cariño.

11  pandit o pundit   s. m.  Un sacerdote hindú. Experto.  Brahmán.

12  vaishnav  adj. y  s.m. y f.   Vegetariano.  El vegetarianismo.  Una fe. 

13  Un brahmán traza un cuadrado pequeño, lava el espacio con agua y lo llama un cuadrado purificado. Prepara entonces sus comidas dentro de tal espacio. Si alguien entra al cuadrado, todo resulta contaminado; por tanto, a la comida preparada dentro del espacio purificado se  le considera impura.

14 Nam   s. amb.   Nombre Divino.  Dios.  Palabra Divina.  Palabra Mística.

15 jati  s.m.  Un virgo masculino.  Un joven que nunca ha tenido relaciones sexuales.

16 sati  s.f.  Mujer que, basado en una tradición, se incendia voluntariamente en la pira de su marido; se le hecha, a veces, a la pira sin su propio consentimiento. Practica de esta tradición. Esposa fiel.

17  Sangat o Sat Sangat  s.f.  Asamblea o congregación. En el sijismo se refiere a la Casa de la Verdad donde el pueblo expresa su amor a Dios y aprende a vivir en Él. Uno de los medios usados por el Gurú para ayudar a los fieles a deshacerse del egoísmo y de las malas pasiones. Sat Sangat o Asamblea Sagrada.

18 pathan  adj. y s.m. y f.  Afgano.  De Afganistán.

19 Shastras  s.m.   Libro religioso de los hindúes.

20  piri  s.m.  Sinónimo de manji.  Centro para predicar el sijismo entre las mujeres. 

21 sidh  s.m. Secta de yoguis conocida por sus particulares posiciones de yoga.

22  paise    s. m.   Fracción de una rupia, o la moneda de la India.

23  tilak  s.f.  Huella de azafrán puesta con el dedo de la mano en la frente del nuevo iniciado al Gurúado.  Señala al  nuevo Gurú.

24 Gurbani    s.f.     Palabra Divina.   Enunciada por el Gurú.