EL GURÚ ARJAN DEV

(1563-1606;  Gurúado1  1581-1606)

 

            El Gurú Arjan nació en Goindwal, un pueblo pequeño en el distrito de  Amritsar, el 15 de abril de 1563. Era el hijo menor del  Gurú Ram Das y bibi o doña Bhani. De niño, un día encontró el camino a la cama del Gurú Amar Das quien en ese momento estaba descansando.  La madre corrió para sacar al  niño de la habitación antes de que pudiera molestar al Gurú, pero ya había despertado al Gurú,  quien comandó, “Permitidle venir a mí. Yeh mera dohita bani ka  bohita howega.  Es decir, este nieto mío será una nave para llevar a la  humanidad por el océano del mundo.” 

            El Gurú Arjan se casó con Ganga, hija de Krishen Chand, siendo éste último un residente de la aldea de Meo que está cerca de  Phillor en el distrito de Jullundhur.  La boda tuvo lugar en 1589 cuando él tenía unos 26 años. El Gurú Ram Das emprendió la excavación de dos estanques nombrados Santokhsar y Amritsar, e inició  los cimientos  de la ciudad de Ramdaspur. Siguiendo los pasos de su padre,  el Gurú Arjan se aplicó a la tarea de completar la construcción de los estanques y extender la ciudad. Era su práctica ir todos los días y supervisar el trabajo.

EL SISTEMA DE MASAND

            EL Gurú Nânak, durante sus  peregrinaciones misioneras, había establecido sangats,2  o asambleas de los verdaderos, en varios sitios a lo largo del país. Los contactos con sede central se mantuvieron por medio de las  constantes visitas de  los sijs  al Gurú. Durante  la época del Gurú Amar Das, la labor misionera se llevó a cabo de manera más regular y metódica. Dividió  el reino espiritual sij en veintidós manjis3 o diócesis. El Gurú Ram Das estableció el núcleo de una nueva orden de misioneros llamados los  masands.4  La palabra masand parece haber originado de la frase Mas Nad  la cual es la forma más corta de Masnedi-Ali,  o su Excelencia, el título que a menudo se les daba a los gobernadores mongoles. El propósito de esta organización era extender la fe sij a un paso rápido y también para recaudar fondos para la construcción de los estanques y la ciudad de Ramdaspur. El Gurú Arjan organizó el sistema de los masands  de una manera novedosa. Nombró a nuevos masands de integridad y sinceridad  para proteger los asuntos seculares así como los espirituales de los sijs. A los  masands se les exigía recibir el daswandh,5 o un décimo del ingreso de cada sij; éste era luego contribuido a la golak, o tesorería del Gurú para el mantenimiento de los templos de los sijs.

            Algunos escritores son de la opinión que el daswandh fue recaudado bajo coacción. El daswandh nunca se coleccionó  bajo ninguna presión ni  fue considerado “un impuesto”. Cualquiera cantidad que los sijs contribuían, o están contribuyéndola incluso hoy en día, es totalmente de su propia vo-luntad, su amor y su devoción.

            A los masands se les exigía que hicieran visitas anuales a Amritsar durante el Festival de Baisakhi para recibir instrucción del Gurú y entregar la cantidad de daswandh coleccionada. Se mantenían cuentas fijas de las ofrendas y se emitían recibos.

            Aparte de las responsabilidades financieras, los masands eran unos dedicados predicadores. Para la ceremonia de iniciación,  el charanamrit6 ideal era el administrado por el mismo Gurú. Sin embargo, puesto que no era posible para el Gurú estar físicamente presente en todas partes, la autoridad se delegaba a los misioneros locales para que reclutaran nuevos miembros a la institución de la Sangat7 sij a base  de administrar un charanamrit preparado por ellos mismos bajo la manera prescrita. Eso atrajo un gran número de conversos. Durante la época del Gurú Arjan, casi no había lugar de la  India en donde no se les encontraba a los sijs. Los masands trabajaron muy duro para llevar el sijismo a toda región del país.

COMPLETADA LA LABOR DE CONSTRUCCIÓN

            El Gurú Arjan completó la labor iniciada de excavar los dos estanques:  Santokhsar y  Amritsar. Al bhai8  Buddha, el discípulo más con-fiado, se le  nombró  supervisor de  la labor  de  construcción. Santokhsar fue completado en 1587-89. Habiendo terminado el Estanque de Néctar, el Gurú inició los cimientos del Hari Mandar  —hoy  llamado el Templo Dorado— en el centro del estanque. Se dice que los sijs hicieron petición al Gurú para que el Hari Mandar fuera el edificio más alto en la vecindad. El Gurú explicó, “El Hari Mandar debe ser el más bajo porque a lo que es humilde, se le exalta. Entre más cubre la fruta  un árbol, más sus ramas descienden a la tierra.”

            Mian Mir, un  famoso santo musulmán, era un buen amigo y un gran devoto del Gurú. Le pidió el Gurú a Mian Mir que pusiera  el primer ladrillo de los cimientos para el Hari Mandar. Mian Mir colocó, por tanto, el primer ladrillo en enero de 1589. Empero, el maestro albañil  movió el ladrillo  para ajustarlo en su lugar.  En ese momento, el Gurú profetizó  que porque el ladrillo había sido ajustado por el albañil, los cimientos del templo se construirían de nuevo en una  futura época.  Posteriormente, sus palabras se cumplieron puesto que Ahmad Shah Abdali destruyó el templo y profanó el estanque en 1763. Sin embargo, dos años después, el gran Ejército de la Khalsa retomó la posesión del templo, reinició los cimientos  y reconstruyó el Hari Mandar.

            Los templos hindúes se construían cerrados por tres lados y  generalmente, su entrada quedaba hacia el este mientras que las mezquitas musulmanas tenían entrada hacia el oeste. El Hari Mandar, templo sagrado de los sijs, tenía entrada por todos los cuatro lados. Esto denota, primero, que Dios está en todas las direcciones; segundamente, una puerta  en cada una de  las cuatro direcciones (el este, el oeste, el norte, y el sur) significa que todas las cuatro castas tienen igual acceso al templo. A diferencia de los templos hindúes que  estaban únicamente abiertos a las clases selectas, el Templo Dorado se abría y—se abre—a todos los que buscan a Dios. Las mezquitas musulmanas únicamente estaban abiertas para los hombres musulmanes; el Templo Dorado estaba igualmente abierto para todos los hombres, mujeres y niños—independiente de la casta, el credo, la raza, el color, el sexo, la religión o la nacionalidad. El Adi granth o Sagrado Libro  de los sijs, se ponía al centro del templo.

            Cuando la construcción del estanque y el templo se había  completado, el Gurú Arjan profirió la  siguiente sabad9 en alegría y gratitud:

 

 

Golden Temple

Golden Temple, Amritsar City

El Templo Dorado en la Ciudad de Amritsar

 

                        El Creador se paró  en medio de la obra

                        y ni un cabello de la cabeza  de ningún hombre

                                    fue tocado.10

                        El Gurú me lleva a la purificación sublime.

                        Y por medio de repetir el Nombre de Dios,

                        los pecados se van.

                        ¡Oh, Santos! el estanque de Ramdas11  es bello;

                        quien se bañe en él se salvará a sí mismo

                                    y a las almas de su  familia.

                        El entero mundo  lo felicitará

                        y obtendrá el premio deseado por el corazón.

                        Mientras medita en Dios quien venga aquí a bañarse, 

                                    sentirá la seguridad y la plenitud.

                        Quien se  bañe en el estanque de los santos

                        obtendrá la salvación final.

                        Quien medite en el Nombre de Dios,

                        no sufrirá ninguna trasmigración.

                        Para quien Dios es misericordioso,

                        él o ella conoce el conocimiento divino.

                        Las preocupaciones y ansiedades partirán

                        de quien procura la protección de baba12  Nânak y      Dios.

                                                  —“Sorath mohalla 5” , 623

            Como nota de suma importancia,  debe señalarse  aquí que el mero  acto de bañarse en  el estanque del Templo Dorado no lleva  a la deseada salvación. La sabad  anterior no  se refiere a una peregrinación de ritos.  No significa un mero viaje a un lugar sagrado. La fe  sij rechaza  todos los actos meramente ceremoniales. De hecho, hay dos estanques en Amritsar: el estanque exterior y el estanque interior. Lleno de agua, el primero queda afuera y rodea el Templo Dorado.   Para limpiar y purificar el cuerpo, es la costumbre de un sij darse un baño cada mañana antes de estar en  “la presencia de Dios”, es decir,  la meditación. Así el estanque exterior en Amritsar facilita ese propósito. Sin embargo, la misión de un sij no se completa allí. El Gurú Amar Das confirma esto:

                        Si la mente es pecadora, todo es pecado;

                        con el mero lavar el cuerpo,

                        la mente no se  purifica.

                                                —“Wadhans mohalla 3”,  558 

    

Tiene además el estanque interior llamado el Hari Mandar. Este estanque es la Gurbani13 —el Gurú granth sahib, que está lleno de “Alabanza y  Oración”— NAM.14  Después de lavarse uno el cuerpo en el estanque exterior, un  sij entra al estanque  interior para purificar su mente pecadora en el estanque de Nam. Eso es lo que el Gurú Nânak llama la peregrinación:   

                        La peregrinación es Nam.

                                                —“Dhanasri mohalla 1,  chhant”, 687 

Sin Nam, el  sumergirse en el agua innumerables veces no lleva a la  salvación. Este proceso de purificar la mente pecadora en el estanque interior de Nam es el prerrequisito para el crecimiento espiritual.    Lleva al elevarse uno a una conciencia espiritual—una realización  de la Iluminación Eterna. Después de purificar su ser exterior   y su ser interior, un sij logra la gloria de Nam y entra en un estado de  eterna beatitud; de ese modo,  se une  al Espíritu Eterno. Sin vida, el cuerpo está muerto y  sin Nam,  la vida misma está muerta.

            ¿Qué es entonces Amritsar?

            Cuando no había ninguna señal de la ciudad de Amritsar, el Gurú Nânak les pidió a sus discípulos que se bañaran en Amritsar:

                        a) Bikhia mal jai amritsar navo

                            Gur santokh paya.

                                                —“Maru mohalla 1”,  1043 

                                    Todos los pecados son extirpados

                        por medio de  bañarse uno en Amritsar

                                    y por la gracia del Gurú,

                        el gozo es logrado.

                                                —Traducción de lo anterior 

                        b) Gur sagar amritsar, jo echhai so phal pai.

                                                —“Maru mohalla 1”,  1011-12

                        La Gurbani es Amritsar;

                        quien se bañe en ella, logrará  llenado su deseo. 

                                                —Traducción de lo anterior

                        c) Untar nirmal amritsar nai.

                                                —“Asa mohalla 3”, 363

                        Las impurezas de la mente se lavan

                        por medio de bañarse en  Amritsar.

 

                                                —Traducción de lo anterior

                        d)  Undro trisna agan bujhi

                              Har amritsar nata.

                                    —“Mohalla 3”,  510 

                        El fuego interior del deseo desaparece

                        cuando uno se baña en Amritsar.

                                                —Traducción de lo anterior

                        e)  Meil gaee  man  nirmal hoa

                             Amritsar tirath nai.

                                                —“Mohalla 3”,  587  

                        Las impurezas se van y la mente se purifica

                        cuando  son bañadas  en la peregrinación de Amritsar.

           

                                                —Traducción de lo anterior  

Todos los versos de arriba dichos por el Gurú Nânak y el Gurú Amar Das hacen referencia a Amritsar a pesar de que no existía todavía ningún rastro de la ciudad ni del estanque de Amritsar. Eso quiere decir  que Amritsar significa, real y literalmente, el Estanque del Néctar, que es la Gurbani—la Palabra Divina. Por tanto, la peregrinación hacia Amritsar significa la peregrinación de la mente de uno vía la Palabra Divina—el NAM. Sin Nam, el bañarse uno ciento de veces no puede limpiar nuestra mente de las impurezas y,  por consiguiente, la salvación no se puede lograr:

                        Mal haumai dhoti kivai na uterai je sau tirath nai.

                                                —“Sri raga mohalla 3”,  39

                        El egoísmo no se puede lavar

                        aunque uno haga mil peregrinaciones.

                                    —Traducción de lo anterior

            El Gurú dice que, sin Nam, todas las otras acciones para lograr la  salvación no tienen valor:

                        Nam bina phokat sabh karma jiun bajigar bharm bhulai.

                                     —“Parbhati mohalla 1”, 1343 

                                    Sin Nam, todos los actos no tienen valor,

                                    como el papel de un actor en un drama

                        no hace la acción una realidad.

                                     —Traducción de lo anterior  

            Cuando quedaron por fin construidos el estanque y el templo, hubo una gran celebración. Los enormes  esfuerzos y sacrificios fueron llevados a cabo por los sijs. El Gurú honró a todos aquellos sijs que habían contribuido una dedicación ejemplar para asegurar la conclusión de los proyectos. Ejemplares entre esas personas había: el bhai Buddha, el bhai Bhagtu, el bhai Bahla, el bhai Kalyana, el bhai Ajab, el bhai Ajaib, el bhai Umar Shah, el bhai Sangho, el bhai Salho y el bhai Jetha. El bhai Buddha quedó encargado del Hari Mandar. Al bhai Bhagtu se le envió  a predicar la doctrina sij en la región de Malwa y al bhai Salho se le nombró el superintendente de la ciudad para cuidar el desarrollo de ella. A la ciudad de Ramdaspur, con el pasar del tiempo, se le dio el nombre de Amritsar. Debido a que era la residencia del Gurú y el lugar central de culto, Amritsar se convirtió en el centro de las actividades de los sijs.

LA ANIMOSIDAD DE PRITHIA CHAND

            Como se refirió a en el capítulo anterior, Prithia Chand resultó desmerecido y el Gurúado se le confirió al hermano menor por el padre, el  Gurú Ram Das. A partir de eso, Prithia Chand adoptó una actitud de  desafío abierto. Conoció a Sulhi Khan, un recaudador de  impuestos en la  provincia de Lahore, y le dijo que iba a presentar una queja al Emperador contra su propio hermano menor por haberlo usurpado.  A continuación, Prithia Chand conspiró junto con el cacique de la región: éste le dijo en seguida al Gurú Arjan que, siendo Prithia el  hijo mayor, él tenía el derecho a la propiedad de su padre. El Gurú le dio la propiedad a Prithia y algo de ella a Mahadev, el otro hermano. Para sí mismo, se quedó  únicamente con  las ofrendas voluntarias de los sijs.

            En alianza con  Sulhi Khan, Prithia Chand encontró amplias oportunidades para atormentar al Gurú. Sin embargo, el primer ministro auxiliar de Akbar,  Wazir Khan,  intercedió en nombre del Gurú y Arjan Dev prevaleció sobre Sulhi Khan, llevando así a los dos hermanos hacia un arreglo. Por medio de escuchar la “Sukhmani”15 del Gurú, Wazir Khan  se recuperó  de una condición de hidropesía a la  perfecta salud. Ésta es la razón por la cual Wazir Khan apoyó la causa del Gurú. Aunque el arreglo se logró,  Prithia continuó creando aún así cada posible problema para el Gurú. Finalmente, el Gurú decidió dejar Amritsar y tomar un viaje por Majha, un área entre los ríos Ravi y Beas.

LOS VIAJES DEL GURÚ COMO PREDICADOR

            El Gurú primero visitó Khadur y luego procedió a Sarhauli, donde trató de obtener tierra para construir una morada para él mismo.

            Un sij de la aldea de Bhaini invitó al Gurú para que lo visitara. Cuando llegó allí, era ya muy de  noche. La esposa del sij preparó un platillo hecho de pan  desmoronado junto con mantequilla y azúcar,  y se lo ofreció  al Gurú. Arjan Dev disfrutó del platillo preparado con amor y devoción. Se quedó allí unos  días más y, a cambio, diseñó para la aldea su propia chola16 y renombró el pueblo como Chola Sahib.

            El Gurú enseguida visitó la aldea  de Khanpur, situada entre Goindwal y la presente ciudad de Tarn Taran. Iba acompañado por cinco sijs inclusive Bidhi Chand y el bhai Gurdas. Era una noche fría y los vientos de invierno soplaban con fuerza. Bidhi Chand vio un elevado  edificio y le pidió al Gurú que entrara a él,  pero el Gurú objetó diciendo que sería mejor quedarse donde ellos estaban en lugar de ir a un sitio donde moraban personas malas. Bidhi Chand no estaba de acuerdo con el Gurú y fue al elevado edificio y les pidió alojamiento a los dueños, lo cual se negaron y llamaron al Gurú y a los sijs unos  hipócritas. Hema, un devoto   sij de esa aldea, vino y le pidió al Gurú que visitara a su pobre morada y la bendijera con su santa presencia. Viendo su amor y su devoción, el Gurú aceptó la hospitalidad. Hema cocinó y ofreció su  mejor comida para la fiesta. Tomó su única manta y la colocó bajo el Gurú como sábana,  quien viendo la devoción de Hema, profirió la siguiente sabad:

                        Muy bella es la choza en donde

                        se cantan las alabanzas de Dios

                        mientras que la mansión

                        en donde se olvida a Dios

                        es de ningún provecho.

                        Resulta un placer, inclusive en la pobreza,

                        cuando en la compañía de los santos,

                        se recuerda a  Dios.

                        ¡Qué la grandeza que está ligada a Mammon17 perezca!

                        Bendito es darle vuelta a un molino

                        o llevar puesta una burda manta

                        si el corazón está feliz y sereno.

                        El imperio que no colma la satisfacción,

                        no es de ningún provecho.

                        Aquellos que, incluso desnudos,

                        caminan con el amor de un Dios,

                        merecen el honor.

                        Vano es la seda y el raso,

                        cuya posesión hace al ser humano codicioso.

                        Todo está en vuestro poder,  oh Dios:

                        vosotros accionáis y causáis el vivir.

                        Que Nânak obtenga el regalo

                        de recordaros a cada respiro.

                                    —“Raga suhi  mohalla 5”, 745 

El Gurú se quedó allí por algún tiempo. Durante su estancia, Hema logró su deseo y llegó a su descanso final.  Después de la salida del Gurú, el virrey del Emperador, que por alguna razón estaba insatisfecho con los habitantes de Khanpur, envió su ejército y arrasó la aldea a la nada y masacró a sus residentes principales.

            De allí, Arjan Dev procedió a la aldea de Khaira donde le atrajo el ambiente  natural. Recibió una muy calurosa bienvenida de parte del cacique local.  Después, se  le ayudó a obtener tierra de los aldeanos sobre la cual plantó los cimientos  de lo que hoy en día es la  famosa ciudad de Tarn Taran, y  procedió a construir un estanque allí. Esto pasó en 1590.  A un gran costo, el Gurú construyó un horno para producir ladrillo. El funcionario local llamado Nur-ud-din se apoderó de los ladrillos para la construcción de un sarai18 que estaba siendo construido bajo gasto gubernamental. Resentidos, los sijs le pidieron al Gurú que le escribiera al Emperador sobre tal arbitrariedad  de Nur-ud-din, pero el Gurú se negó a tomar en cuenta el ultraje. Calladamente, dejó a Khaira y esperó unos tiempos mejores para la conclusión del proyecto. Después de algún tiempo, el estanque quedó construido.

            El Gurú luego cruzó el río Beas y procedió al área de Jullundhur donde compró tierra para construir la ciudad que sería nombrada Kartarpur, o la Ciudad de Creador. Con sus propias manos, él  removió el primer césped para la construcción de la ciudad y excavó un pozo para proporcionar agua a los habitantes. El pozo se llamaba Gangsar.

            Al aceptar la invitación de sus devotos, visitó Nakka. Viajó Khemkaran, Chunian y otras aldeas.  Luego llegó a  Jambar y permaneció allí durante algún tiempo. Ganó a muchos fieles en ese área.

            A la invitación de sus sijs, el Gurú viajó a Lahore. Las personas de todas las clases se reunieron para verlo. El yogui Shambhunath, el sha Husain, el sha Suleman y otros vinieron a ver al Gurú y le pidieron educación religiosa para salvar el alma. El Gurú profirió la siguiente sabad en esa ocasión:

                        Oh, hombres sabios, pensad

                        del Señor en vuestros corazones.

                        El verdadero Rey,

                        el Liberador de la esclavitud,

                        vive en los corazones

                        por el afecto de la mente.

                        Nada es igual en valor bajo la vista de Dios.

                        Vosotros sois el casto Proveedor;

                        sois vosotros el gran e incomparable Señor.

                        Dadme vuestra mano, oh Valiente;

                        vosotros sois el único que  me ayuda.

                        Oh Creador, con vuestro poder,

                        pudisteis crear el mundo;

                        sois vosotros el pilar de Nânak.

                                     —“Tilang mohalla 5” ,  724 

Cuando escuchada por el Virrey de Lahore, esta sabad le dejó una profunda impresión en la mente. Le preguntó al Gurú si  le podía ofrecer algún servicio a su persona. Así concedido, el virrey hizo que se excavara un bawli  o pozo.

            De allí, visitó la capilla del Gurú Nânak en Dera Baba Nânak—nombre de un lugar. Después de eso, procedió a Barath para  visitar  a Sri Chand,  el hijo del Gurú Nânak.

            El Gurú  regresó a Amritsar,  pero Prithia todavía continuó creándole problemas. La esposa de Prithia estaba muy enfadada y se quejaba, “El  hijo mayor ha sido usurpado. El menor obtuvo el Gurúado y el mundo entero, tanto el Emperador como el hombre común, le rinde a tu hermano culto.”  Prithia contestó, “Arjan no tiene ningún hijo y  su prosperidad es así efímera. Nuestro hijo Meharban será el siguiente Gurú.” La esposa del Gurú escuchó esta conversación,  se lo contó al Gurú y oró para que Arjan le concediera un hijo. El Gurú  le rogó a su esposa que no le prestara atención a los comentarios de Prithia ni  a los de la esposa,  sino que debería continuar enunciando el Nombre verdadero. De nuevo, un día Ganga le dijo al Gurú, “Oh, Rey mío, quienes buscan vuestra protección, obtienen la felicidad en esta vida y la salvación en la eternidad. Mi vida de casada sería muy feliz si vosotros me concedierais un hijo.”

            El Gurú siempre bendecía a sus sijs y de esta manera,  la mayoría de las acciones religiosas se realizaba por medio de ellos. Porque su esposa continuó insistiendo en el  regalo de un hijo, Arjan Dev le dijo que visitara a su venerado sij, el bhai Buddha, y orara por el regalo deseado.

            Al siguiente día la esposa del Gurú partió de muy buen estado a ver al bhai Buddha. Se llevó de compañía a sus sirvientas y a las esposas de los caciques  de Amritsar y todas viajaron en carruaje con gran pompa y alegría. Como ofrendas, llevaba platos llenos de dulces  para el santo. Cuando el bhai Buddha vio la procesión, exclamó, “¡Qué ha pasado!  ¿Hay una estampida desde Amritsar, los habitantes han abandonado la ciudad y se están viniendo para acá?” La esposa puso los platos llenos de dulces ante el bhai Buddha y oró por su bendición. El bhai Buddha reaccionó así,  “Respetada señora, yo soy  un mero sirviente de vuestra casa. Únicamente el Gurú  es un océano de poderes sobrenaturales y es él quien cumple los deseos de cada uno de nosotros. Además, no soy digno de estos deliciosos platillos. Si me los comiera, ¿cómo podría yo, después, pensar en cortar el césped?” 

            Ganga se regresó sintiéndose muy defraudada  y le contó toda la historia al Gurú, quien entonces comentó, “Los santos y el verdadero Gurú no se ponen alegres con un despliegue de pompa. Si deseáis algo de ellos,  apareced ante su persona no en un estado de superioridad sino de una manera humilde. Si todavía queréis la bendición del santo, entonces preparad, llena de devoción en vuestro corazón,  pan con vuestras propias manos, vestíos como una persona común e id de pie y sola.”

            Como instruido por el Gurú, Ganga procedió sola al siguiente día. Al verla el bhai Buddha dijo, “¡Saludos, Oh señora! Dadme lo que vosotros habéis  traído.” Mientras comía, dijo, “El Gurú es el dueño del almacén, pero yo he recibido instrucciones de abrirlo. Como vosotros me habéis dado comida del gusto de mi corazón,  tendréis así un hijo al gusto de vuestro corazón.”  A su retorno, le platicó al Gurú sobre  la gracia del bhai Buddha.

            Cuando los esposos Chand se enteraron de  las noticias del embarazo por parte de la esposa del Gurú,  se disgustaron bastante e instigaron a Sulhi Khan contra el Gurú. Para evitar el conflicto,  el Gurú se trasladó a la aldea de Wadali, a unas  seis o siete millas de Amritsar.

           

            El 19 de junio de 1595 —el  21 del mes de harh, Sambat19  1652— la esposa del Gurú dio luz  en Wadali a un hijo20 llamado Har Gobind. En ocasión del  nacimiento de su hijo, el Gurú profirió la  siguiente sabad:

                       

                        El Verdadero Gurú me envió un hijo;

                        un hijo de larga vida ha  nacido por destino.

                        Cuando tomó su morada en el útero,

                        el corazón de su madre sumamente se alegró.

                        El destino grabado a un principio

                        se ha manifestado  a todos.

                        Por orden de Dios el niño nació

                        en el décimo mes.

     

                                  —“Asa mohalla 5”, 396

            Al oír hablar del nacimiento de Har Gobind, los esposos Chand  se pusieron muy tristes. Empezaron en seguida  a planear conspiraciones para poner fin  a la vida del infante Har Gobind. Varios esfuerzos se llevaron a cabo con este objetivo. La esposa de Prithia contrató a una enfermera para que ésta envenenara al bebé. La enfermera aplicó  veneno a los pezones de su pecho y se dirigió  a Wadali. Entretanto, se decía que el niño había cesado de tomar pecho a razón de  alguna indisposición. Al estar en la casa del bebé, la enfermera primero felicitó a la esposa del Gurú por el nacimiento del niño. En seguida,  acarició y mimó al bebé intentando darle pecho.  Empero, el niño se negó a amamantar. En ese tiempo, por alguna razón misteriosa, la enfermera se desmayó y se cayó hacia atrás. Cuando ella recuperó la conciencia, se arrepintió y confesó que la esposa de Prithia la había contratado para matar al infante. La historia del diabólico plan de la Prithia se extendió de casa en casa.

            Después de la enfermera,  Prithia contrató a un encantador  de ser-pientes y lo indujo a matar al niño por medio de exponerlo a una cobra. Le prometió al encantador una gran suma de dinero si tenía éxito en el urdir. Al encantador de serpientes  se le presentó la oportunidad deseada y dejó suelta una cobra negra en el patio interior de la casa del Gurú.    Se dice que Har Gobind tomó la silbante cobra en su mano y la mató inmediatamente.

            Los sijs de  lugares distantes visitaron Amritsar durante la ausencia del Gurú. Por su parte, Prithia hizo esfuerzos para convencerlos de que él era el verdadero Gurú, mas no pudo tener éxito en su objetivo. Cuando Har Gobind tenía dos años, unos sijs prominentes vinieron a Wadali y le pidieron al Gurú Arjan Dev que se regresara a Amritsar, lo cual hizo.

            Har Gobind se puso enfermo de una viruela de tipo muy maligno. Las personas sugirieron al Gurú que hiciera ofrendas a la diosa de la viruela, pero Arjan Dev rechazó el consejo de rendirle culto a tal diosa para lograr así  la recuperación de su hijo de la enfermedad. Más bien, el Gurú  dio énfasis a la adoración de un único Dios que es el Creador y el Singular Proveedor.  Sobre este asunto, el Gurú profirió muchos sabads de las secciones “Raga  Bilawal”  y “Sorath”.   Por la gracia de Dios, Har Gobind se recuperó completamente en unos días. 

            Prithia no se dio por vencido y convenció al enfermero de Har Gobind de que  envenenara al niño. El siguiente día, este sirviente puso veneno en la leche del bebé. El niño, sin embargo, rechazó la leche envenenada y se negó a beberla. El enfermero intentó de mimar a Har Gobind para que se tomara la leche contaminada, mas resultó en vano. Cuando el bebé empezó a llorar, el Gurú preguntó sobre la causa del llanto. El sirviente contestó que el bebé no se quería beber la leche y cuando lo había presionado para que se la bebiera, empezó el niño a llorar.  Entonces, el  mismo Gurú, preocupado por la salud de su hijo,  intentó alimentar al bebé, quien insistió en negarse a beber la leche. Ante eso, el Gurú vació alguna de esa leche en un receptor y se la alimentó a un perro el cual inmediatamente cayó enfermo y se murió. El  enfermero comprendió su mal obrar, se confesó al Gurú y reveló los  asesinos planes de Prithia.

            Prithia se puso muy furioso y, acompañado de Sulhi Khan, se marchó a Delhi para quejarse del Gurú ante el Emperador. Antes de que partiera Prithia  a Delhi, el otro hermano del Gurú, Mahadev,  y el bhai Gurdas intentaron calmar a Prithia,  pero éste no quiso escucharlos.  Sulhi Khan presentó la queja al Emperador, quien decidió no interferir en  los asuntos de los hombres religiosos y, segundamente, concluyó que los cargos no eran la verdad. Prithia se sintió aplastado por la desilusión.

            Cuando Har Gobind llegó a la edad propicia para ser educado, fue encargado  al bhai Buddha para su educación. El bhai Buddha le dio lecciones beneficiosas y  le enseñó también el uso de las armas ofensivas y defensivas, la equitación, la química, la astronomía, la medicina, la agricultura, la administración y otras ciencias. El Gurú hizo reconocimiento del bhai Buddha por su exitosa y comprensiva instrucción.

 

RECOPILACIÓN DEL ADI GRANTH

            Prithia componía sus propios himnos religiosos que él describía como composiciones del Gurú Nânak y sus sucesores. Las personas ignorantes no tenían la suficiente inteligencia para saber la diferencia. El Gurú Arjan, a consecuencia, se vio con la necesidad de plantear ciertas reglas para guiar a sus seguidores en los deberes religiosos diarios. Diseñó planes por medio de los cuales se haría la recopilación del Adi granth. Para el propósito, escogió una sitio apartado y fuera de la ciudad, el cual ahora se llama Ramsar. Hizo que se excavara un estanque allí.  Para el alojamiento, se erigieron tiendas  de campaña. El Gurú Arjan tomó morada cerca del estanque y dictó los himnos al bhai Gurdas, quien los transcribió. Los versos fueron ordenados basándose en ragas,21 o medidas musicales. Los himnos del primer Gurú se transcribieron primero como “Mohalla 1”  (léase también “Mohalla pehla”), luego los del segundo Gurú como “Mohalla II” (léase también “Mohalla duja”) y así sucesivamente. Después de las banis22 de los Gurús, se transcribieron los versos de los bhagats, o  santos índicos. De esta manera, los himnos del Adi granth fueron ordenados según los treinta y un clásicos ragas índicos.

            Cuando la recopilación quedó completada, el Gurú en seguida escribió como la conclusión  la  “Mandawni”, fijando su sello a ello:

                        Se han puesto tres cosas en la nave:23 

                        la verdad, la paciencia y la meditación.

                        El ambrosíaco Nombre de Dios, el Pilar de todos, 

                        ha sido también puesto en ella.

                        Quién lo coma y lo digiera, se salvará.

                        Esta provisión nunca se abandone;

                        tenedla siempre junto al corazón.

                        Acordándonos de los pies de Dios,

                        nosotros cruzamos el mundo de la mâyâ;24

                        Nânak, todo es la extensión de Dios.

                             

                                      —“Mandawni mohalla 5”,  1429

            Después de esto, el Gurú profirió el siguiente slok:25

                        No puedo yo apreciar lo que habéis hecho por mí,

                        y aún así Vosotros me habéis hecho digno.

                        No tengo yo ninguna virtud,

                        no poseo yo ningún mérito,

                        y, aún así, Vosotros Mismo tenéis

                        compasión de  mí.

                        Vosotros mostráis compasión y bondad hacia mí;

                        yo he encontrado el verdadero Gurú, el amigo.

                        Nânak, si yo logro tener el Nombre,

                        yo viviré,

                        y mi cuerpo y mi alma se refrescarán.

                                   —“Mohalla 5”,  1429

            A un musulmán nunca le podría gustar leer un himno de un santo hindú y, de la misma manera, a un hindú no le podría gustar oír el verso religioso de un santo musulmán. Los hindúes no le permitían a un santo, nacido de una familia de casta baja, entrar en el templo hindú. Éste era el fanatismo religioso que prevalecía en esa época. El Gurú Arjan, por consiguiente, creó un océano en el  cual todos los ríos y riachuelos podrían desembocar y asumir la apariencia del mismo océano.  La composición de semejante océano se completó el 1 de bhadron o agosto, en vadi26 o la primera parte del mes, Sambat 1661 (1604 d. de  C.) y se le llamó Adi granth.  No es,  de ninguna manera,  una Biblia únicamente para los sijs, sino que tiene un carácter universal.  No contiene ninguna historia de la vida de los Gurús, sino únicamente  la Verdad Universal cuya cada y toda palabra está dedicada a la Gloria del Dios Omnipotente.

            La composición del  Adi granth se forjó de los himnos de varios autores:  los primeros cinco Gurús, los santos hindúes (tanto brahmanes como sudras27) y los sufis28 musulmanes. Todos estos santos eran: Beni, Bhikhan, Dhanna, Farid, Jai, Dev, Kabir, Nam Dev, Parmanand, Pipa, Ramanand, Ravidas, Sain,  Sadhna, Sur Das y Trilochan.  Contiene también los himnos de los trovadores—bhats29 y bardos. Todos estos trovadores eran  brahmanes y  se convirtieron luego en sijs del Gurú; entre ellos: Kal,  Jalap, Bhika, Sal, Bhal, Nal, Bal, Gyand, Mathura, Kirat y Harbans.   Contiene también la sección  “Var”  de Satta y Balwand, la sección  “Ramkali Sad”  de Sundar y cinco sabads de Mardana—el trovador del Gurú Nânak.

            El  primer día de la sudi30 de bhadron o agosto, Sambat31 1661 (1604 d. de C.), el Adi granth fue  instalado en el Hari Mandar y al bhai Buddha se le nombró  el  primer granthi32  de este Libro Sagrado.

LOS CELOS DE PRITHIA CHAND CONTINÚAN

            Prithia se dirigió a los qazis33  y a los pandits34 quienes tenían enemistad hacia el Gurú por razón de la recopilación del Adi granth.  Los indujo a que se quejaran al Emperador arguyendo que el Gurú Arjan había recopilado un granth35 en el cual los profetas musulmanes e hindúes eran injuriados. Sobre eso el Emperador envió por el Gurú y el Adi granth. El Gurú no fue en persona, pero envió al bhai Buddha y al bhai Gurdas

 

 

 

 

1 Gurúado   s.m.   Neo.  Período de liderazgo religioso por parte de un Gurú.  Administración,  gobierno, magisterio de un Gurú.  El gurúado es similar al papado del Papa en la Iglesia  Católica.  Junto con la labor fundadora del primer Gurú,  Nânak Dev, la religión sij ha  tenido diez Gurús, siendo los otros nueve:  Angad Dev, Amar Das, Ram Das, Arjan Dev, Har Gobind, Har Rai, Har Kishen, Tegh Bahadur y Gobind Singh.  Este último declara al   Gurú granth sahib, la Biblia de los sijs, como el eterno Gurú para toda la eternidad.  La abreviación neo. significa neologismo.

2 Sangat o Sat Sangat   s.f.  Asamblea o congregación.  Asamblea de los verdaderos.  En el sijismo se refiere a la Casa de la Verdad donde el pueblo expresa su amor a Dios y aprende a vivir en Él.  Uno de los medios usados por el Gurú para ayudar a los fieles a deshacerse del egoísmo y de las malas pasiones.  Sat Sangat.   Asamblea Sagrada.

La asamblea religiosa para la Sat Sangat.

3 manji  [manyi]   s.m.  Diócesis fundada  por el Gurú Amar Das  para extender la fragancia del Nombre.  Centro establecido por el Gurú Nânak para diseminar y propagar la fe sij.

4 masand   s.m.  Un tipo de sacerdote sij de una época pasada.

5 daswandh   s.m.    Un décimo del ingreso de cada sij para la tesorería del Gurú.

6 charanamrit  s.m.  Bautismo.   Ceremonia del bautismo en la religión sij.

7 Sangat o Sat Sangat   s.f.  Asamblea o congregación.  Asamblea de los verdaderos.  En el sijismo se refiere a la Casa de la Verdad donde el pueblo expresa su amor a Dios y aprende a vivir en Él.  Uno de los medios usados por el Gurú para ayudar a los fieles a deshacerse del egoísmo y de las malas pasiones.  Sat Sangat.   Asamblea Sagrada.

8bhai  s.m.  Hermano en el sentido religioso.

9 sabad  s.f.    Estrofa.

10 No se interfirió,  de ninguna manera, con la obra.

11 Ramdas puede aquí también  significar  “el sirviente de Dios“.

12 baba   s.m.  Tratamiento de cortesía que se antepone al nombre de pila masculino.  Similar a la palabra don.

13 Gurbani  s.f.  Palabra Divina.  Enunciada por el Gurú

14 Nam  s. amb.  Nombre Divino.  Dios.  Palabra Divina.  Palabra Mística.

15 La canción de la Paz Eterna compilada por el Gurú Arjan.

16 chola  s.f.  Un tipo de indumentaria.  Un faldón largo.

17 Mammon   s.m.  Voz aramea con que se personifica en la literatura judeocristiana los bienes materiales que esclavizan al hombre. Un monstruoso espíritu ateo. 

18 sarai  s.m. Un centro de descanso al lado del camino para viajeros.

19 Sambat o Samvat  s. m.   Nombre del calendario hindú.  Cf. 1752 d. de C.

20 En su libro The  Sikhs (Los sijs),  John Clark Archer sostiene que Har Gobind no era un verdadero hijo del Gurú Arjan, sino un hijo adoptado. Como vemos en la sabad anteriormente narrada, el Gurú agradeció a Dios la bendición del nacimiento de su hijo. Asimismo, el mundo entero de los sijs cree que el Gurú Har Gobind era el hijo del Gurú.

21 raga s.m.  los modos musicales.  Una medida musical.  Modo melódico hindú que expresa un estado de espíritu.

22 bani  s.f.   Oración o himno del Gurú.  Palabra santa de los Gurús.

23 Se refiere al Adi granth, que evoluciona después a ser el Gurú granth sahib.

24 mâyâ  s.f. (Voz sánscrita.) En el Vedanta y en el budismo, se refiere al conjunto de ilusiones que constituyen  el mundo material.

25 slok  s.m. Título de una estrofa.  Copla.

26 vadi   adj.  La parte primera del mes.

27 sudra  s.f.  La más baja de las castas hindúes.

28 sufi   s.m.  Seguidor de una tradición mística musulmana.

29 bhat   s.m. Un tipo de trovador.

30 sudi   adj.   La parte tardía del mes.

31 Sambat  s. m.   Nombre del calendario hindú.  Cf. 1661 d. de C. 

32 granthi  s.m.   Sacerdote que cada día hace la lectura del Adi granth o Libro Sagrado. 

33 qazi  s.m.  Un alto sacerdote mahometano o musulmán.

34 pandit o pundit   s. m.  Un sacerdote hindú. Experto.  Brahmán.

35 granth  s.m.  Libro.

36 siropa   s.f.  Vestimenta de honor.

37 diwan  s.m.  Consejero financiero del  Emperador.

38 khatri  s.m. y  f.  Miembro de una casta hindú.

39 Era la costumbre de esos días enviar al sacerdote y al barbero, ambos al servicio de la familia, para encontrar la pareja conveniente.

40 A los Gurús se les mantenía en tal alta estima que  las personas religiosas pensaban frecuentemente,  como su deber, el jurar  a ellos su vida, su niño o niña y su propiedad. Muchos sijs tomaban juramento al nacer su hija que únicamente la darían como esposa al  Gurú o a los parientes de él.   A nadie más la casaban,  excepto a aquel a  quien se le había jurado la hija. El Gurú, por consiguiente, se sintió obligado  a satisfacer los deseos y los juramentos de sus sijs.

41 Al Gurú siempre se le considera como supremo, pero el Gurú honra a la Sangat,  o Congregación de los Seguidores.  Se dice que el Gurú vale veinte bisweis —parcelas de tierra— y la Sangat vale ventinuna bisweis—parcelas de tierra.  La propuesta relación familiar de Chandu Lal fue rechazada por la Sangat y, por eso, resultó obligatorio para el Gurú aceptar tal decisión.

42 Como vemos más adelante, Jahangir escribió que el Gurú puso una tilak o huella de azafrán en la frente de Khusro, lo cual implicaba que el Gurú había bendecido a Khusro con el título de Emperador. Esto no era verdad.  Parece que fue una historia tramada por los enemigos del Gurú para instigar a Jahangir contra él.

43 pathan  a. y s. m.   Afgano.  De Afganistán.

44 Hoy conocido como Beas.

45 lakh  adj. y sus.   Cien mil.

46 paise  s. m.   Fracción de una rupia, o la moneda de la India.

47 Se dice que, en ese entonces, Mian Mir poseía poderes sobrenaturales.

48 Mirmidon o  Myrmidon  s.m.  Miembro del legendario pueblo  tesalio el cual acompañó a su rey Aquiles en la Guerra de Troya.  Un leal seguidor que ejecuta las órdenes sin ninguna pregunta ni escrúpulo.  Asesino a sueldo.  Esbirro.  Secuaz.